El debate de la piratería: Más que patas de palo y parches en el ojo (Sundace Stories).


El Equipo de dirección Julia Halperin and Jason Cortlund radicado en Austin.

Posteado por Jason Cortlund y Julia Halperin el 11 de junio, 2014 a as 11:06 a.m.

Jason Cortlund y Julia Halperin son el equipo directivo basado en Austin, Texas, que participó en el Taller #ArtistServices de Austin para un día de páneles alrededor de la tecnología y tendencias en financiamiento, distribución digital y más. Su largometraje debut Now, Forager tuvo su premier en el IFF Rotterdam y en New Directors/New Films. Recibió “Dos pulgares arriba” de Rogert Ebert y una nominación al Premio IFP Gotham para Director de Ruptura. Ellos actualmente están en desarrollo de su segundo largometraje, La Barracuda.

Actualización: El CEO de Drafthouse Tim League ha prohibido oficialmente los Google Glass en los cines de la cadena en un esfuerzo por combatir las grabaciones clandestinas. 

El último panel del Austin Workshop fue co-titulado “Ideas cortagargantas” y pienso que nos beneficiamos de los panelistas adoptando ese espíritu. Ruth Vitale (Productora Ejecutiva de la coalición antipiratería CreativeFuture), Tim League (fundador de los cines Drafthouse/Distribución de Películas Drafthouse), y Straith Schreder (desarrollador de BitTorrent) parecían lo suficientemente cordiales a primera vista. Pero cuando empezaron a hablar, la discusión fue picante y se puso más caliente. Tal vez no como de un pimiento, pero sí algo por encima del habanero de seguro. Para tratar de recapturar algo de esa magia, vamos a pasar por alto argumentos parafraseados y los revires.
 
Jason Cortlund: La piratería es mala. El contenido ilegal genera 250 millones de dólares en ganancias de publicidad de las compañías legítimas cada año (60 millones de visitantes únicos tan solo en Pirate Bay).
CreativeFuture se formó para detener las descargas y streams ilegales, porque sin ello la industria entera colapsará. Y es la culpa de compañías como BitTorrent por desatar esta tecnología de perro infernal sobre los creadores inocentes. La piratería ayuda a los terroristas, capos de la droga y gángsters rusos. ¡Solo digan que no!  
 
La distribución de Drafthouse Films de El Acto de Matar incluía un bono de paquete de contenido BitTorrent detrás de un puerto por e-mail. Este contenido ha sido descargado unas 3.5 millones de veces –dando acceso a videos, fotos, entrevistas y ensayos incluyendo una discusión de cómo fue recibida la película en Indonesia. El puerto se queda con el contenido, así que entre más se comparta, de hecho se hace más valioso.
La piratería no va a desaparecer, así que este es el modelo que debemos tomar en cuenta –usando la realidad de cómo se comparte el contenido en internet para aumentar el compromiso de la audiencia y, eventualmente, streams con ganancia para los creadores.
Cortlund: ¡No! No puedes detener a los piratas al ponerles una pata de palo y un parche en el ojo (Te estoy viendo a ti, Tim League). BitTorrent no ha hecho nada por combatir la piratería. Los productores solían ganar 8% de sus preventas en España; hoy es 0%. Eso es porque un sorprendente 80% del consumo español de contenido de hoy proviene de la piratería. Tenemos que cambiar la cultura de nuestra infancia de que consumir descargas ilegales de películas y TV destruirá nuestra capacidad de crear contenidos en el futuro.
Cierto, es frustrante cuando escuchas sobre una película genial que acaba de estrenarse en un festival que no tendrá una salida en cines o en digital por meses. Seguro, es tentador cuando, por un par de clics, puedes ver instantáneamente la misma película gratis desde un sitio como Popcorn Time (“La piratería de Netflix” radicado en Argentina). Pero no tan solo te presentas a las puertas de Target y te llevas todo lo que quieras, ¿verdad? ¿VERDAD?
Halperin: Bueno, yo me robé un paquete de chicles cuando tenía siete, así que tal vez soy una mente maestra y un as criminal. ¿Quién lo sabría?
El clásico ejemplo de repensar la estrategia es el In Rainbows de Radiohead. El álbum fue comprado unas 3 millones de veces, dejando que los fans escogieran cuánto pagar le dio a la banda más de lo que ganaban cuando tenían un contrato firmado con una disquera. Straith señaló el punto de manera distinta –que cuando le das a la gente una opción significativa, ellos van a apoyar a los artistas. Y de hecho, la página del blog en BitTorrent de El Acto de Matar incluye ligas para comprar la película completa vía iTunes, en físico o en descarga instantánea.
Muy bien, ya estuvo de intercambios. Como muchos en la audiencia, somos partidarios de controlar el contenido sin autorización porque nuestro primer largometraje fue pirateado durante sus presentaciones en cines y en digital. Tal vez más que las ganancias perdidas, tener una audiencia sin identificar puede hacerles difícil para los nuevos artistas lanzar proyectos futuros.  Pero lo que nos llevamos de este panel es que tal vez la piratería es un toro que tienes que montar hacia una solución –no lo puedes combatir para detenerlo. Abajo, vean los clips del Taller de #ArtistServices.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s